La Navidad es pagana… ¿y qué?

“Todos los años igual” (“Alle Jahre wieder”) es una famosa canción navideña alemana, que dice que el Niño Jesús desciende a la tierra una vez al año, para entrar a cada casa con su bendición. Cuando era niño, escuchaba e incluso cantaba esta canción sin pensarlo mucho. A medida que me hice mayor y comencé a aprender más sobre la VERDAD, me di cuenta de lo engañosa que es esta canción. Pero la mayoría de las personas nunca llegan a este entendimiento, siguiendo ciegamente las costumbres anuales de Navidad y sus enseñanzas erróneas y, francamente, blasfemas. Donde vivo, estoy rodeado de casas con adornos navideños (a pesar de algunas excepciones notables), y a veces, cuando hago mi paseo diario con mi perrito al anochecer, me recuerda regularmente al Circus Circus en Las Vegas. Es completamente ridículo, pero este es el mundo en el que vivimos hoy.

Hace años, vi un programa de televisión con un “predicador” de aspecto extraño (fumando una pipa y con un sombrero de vaquero) quien hablaba de las costumbres navideñas no bíblicas. Demostró durante más de una hora que la Navidad era completamente pagana, pero luego concluyó que no importaba y que los cristianos deberían conservarla de todos modos. Me acordé de este programa cuando vi el siguiente artículo que fue publicado por Forbes el 15 de diciembre de 2017, titulado “¿Por qué la Navidad es pagana…?”

Aquí hay algunos extractos alucinantes:

“El paganismo… no es algo que hay que temer y es intolerante actuar como si lo fuera. La Navidad es una fiesta que ha evolucionado debido al paso del tiempo y la influencia de varias culturas a medida que la Navidad ha entrado en sus vidas. Cada una de esas culturas ha enriquecido la fiesta, dándonos más tradiciones con las que celebrarla…”

“Para los antiguos romanos, esa fiesta se llamaba Saturnalia, llamada así por el dios Saturno. Saturnalia se celebraba con fiestas, la entrega de regalos… El antiguo historiador, Livio, nos cuenta que la Saturnalia empezó en el año 497 a.C. Los historiadores modernos creen que probablemente comenzó mucho antes. Entonces, al menos medio milenio después del origen de Saturnalia, nació Jesucristo… Pasaron algunos siglos hasta que los primeros líderes de la iglesia decidieron que era un día para… conmemorar. También pasarían algunos siglos hasta que decidieron elegir un día para esa celebración, porque los evangelios no nos dicen en qué día nació…

“El 25 de diciembre del 274 d.C., el emperador Aureliano consagró el templo del Sol Invictus, creando una fiesta llamada Dies Natalis Solis Invicti – el cumpleaños del Sol – elevando oficialmente al Sol a la posición más alta entre los dioses… Alrededor del 350 d.C., el Papa Julio I declaró oficialmente el 25 de diciembre para conmemorar el nacimiento de Cristo. No hubo evidencia de que fuera el día real de su nacimiento… no hay una regla que dice que un día de celebración debe coincidir con la fecha de origen real…”

“Entonces, en Roma en el siglo IV, el 25 de diciembre se celebraban tres grandes fiestas: Saturnalia, Dies Natalis Sol Invictus y Dies Natalis del Cristo. Solo es natural, que elementos de estas celebraciones se polinizasen entre sí…”

“A medida que… el cristianismo crecía, las personas que celebraban esas fiestas llevaban sus tradiciones a nuevas áreas… y [cuando] introdujeron la Navidad a los pueblos germánicos nativos, las prácticas de la Navidad fueron influenciadas por las prácticas de esos pueblos para sus vacaciones de solsticio de invierno. Con el tiempo, las tradiciones como el tronco de Navidad, el muérdago, la decoración de los árboles y las coronas de hoja perenne fueron absorbidas y se consideraron tradiciones navideñas. Los sajones, los vikingos, los victorianos y los capitalistas todos han agregado tradiciones al rico tapiz de la fiesta que todos llamamos Navidad… Las contribuciones paganas no son algo que temer… ”

¿Alguna vez ha leído tonterías tan ignorantes? La Navidad es pagana, pero ¿y qué? ¡No debería ser evitada, sino que enriquece nuestra vida cristiana! Lamentablemente, para muchos que quieren ser parte de la “multitud”, tiene sentido. Les da justificación para ser como un pez muerto flotando río abajo… si es que les importa.

Bueno, a Dios le importa, y eso nos dice en Deuteronomio 12:28-31:

Guarda y escucha todas estas palabras que yo te mando, para que haciendo lo bueno y lo recto ante los ojos de Jehová tu Dios, te vaya bien a ti y a tus hijos después de ti para siempre. Cuando Jehová tu Dios haya destruido delante de ti las naciones adonde tú vas para poseerlas, y las heredes, y habites en su tierra, guárdate que no tropieces yendo en pos de ellas, después que sean destruidas delante de ti; no preguntes acerca de sus dioses, diciendo: De la manera que servían aquellas naciones a sus dioses, yo también les serviré. No harás así a Jehová tu Dios; porque toda cosa abominable que Jehová aborrece, hicieron ellos a sus dioses….”

Como verdaderos cristianos, NO debemos seguir las ideas paganas y las prácticas religiosas de otras naciones y personas alrededor de nosotros. Si lo hacemos, no nos irá bien a nosotros y a nuestros hijos.

Escrito por: Norbert Link

Traducido por: Anna Ruoff