¿Puede resumir brevemente por qué no celebran la Pascua?

Este hecho, en efecto, ha desconcertado a bastantes personas. Mientras que el mundo en esta época participa en celebraciones de Pascua, los miembros de la Iglesia de Dios no lo hacen. ¿POR QUÉ NO? ¿Por qué alguien que pretende ser cristiano no celebra la fiesta más importante del mundo “cristiano”, que supuestamente conmemora la muerte y resurrección de nuestro Salvador, Jesucristo? En resumen, porque la Pascua no es cristiana ni conmemora la muerte y resurrección de nuestro Salvador.

Cristo no fue crucificado un viernes ni resucitó un domingo. Si hubiera sido así, no sería nuestro Salvador, ya que no habría cumplido la única señal que dio por su Mesianismo – es decir, estar muerto y enterrado en el corazón de la tierra durante tres días y tres noches (Mateo 12:38-40). El período comprendido entre el viernes por la tarde y el domingo por la mañana simplemente NO constituye 72 horas. La Biblia y registros históricos demuestran, en cambio, que Cristo fue crucificado y enterrado tarde el miércoles y que resucitó tarde el sábado, justo antes del atardecer.

¿Qué pasa con la Pascua y sus costumbres? ¿De dónde vinieron?

“Pascua” es el nombre de la diosa pagana de la primavera que fue adorada bajo los nombres de “Eastre” o “Eostre”, “Astarte”, “Ostara”, “Ishtar” e “Istar”. Es de estos nombres que se deriva nuestra palabra moderna “Pascua”. Especialmente el nombre “Ishtar” se asocia con la “Reina del Cielo” de Babilonia. La liebre de Pascua que pone los huevos o el conejo de Pascua y los huevos coloridos de Pascua se asociaron, como símbolos de fertilidad, con Eastre, la diosa pagana de la primavera. Cualquier buena enciclopedia demostrará la exactitud de estas declaraciones.

Además, en la época de Pascua, los paganos también celebraron la pasión y resurrección de dioses paganos que murieron un viernes y volvieron a la vida el domingo siguiente. Algunos de estos dioses son conocidos como Marduk, Attis y Mythra. Nuevamente, muchos libros de historia demuestran este hecho sin lugar a dudas.

Por ejemplo, Arthur Weigall escribe en “El paganismo en nuestro cristianismo”: “El clero… no pudo impedir que la gente en varios países celebrara la gran fiesta de Pascua en honor de la resurrección de Atis y otros dioses”.

“La Enciclopedia de las mujeres de mitos y secretos” dice lo siguiente sobre “Attis”: “La pasión de Attis se celebró el 25 de marzo, exactamente nueve meses antes de la fiesta de su nacimiento, el 25 de diciembre… El día de la muerte de Attis era el viernes negro… El dios murió y fue enterrado. Él descendió a los infiernos. Al tercer día [un domingo] resucitó de entre los muertos”.

¿Por qué se cree comúnmente – contrariamente a la Biblia – que Cristo murió el viernes y resucitó el domingo? Aquí tenemos la respuesta. Se deriva de la adoración del dios pagano Attis.

La Iglesia primitiva no guardaba la Pascua. La Enciclopedia Británica, 11ª edición, vol. 8, p. 828 confirma que “no hay indicios de la celebración del Festival de Pascua en el Nuevo Testamento, o en los escritos de los padres apostólicos”. Arthur Weigall y otros historiadores confirman que la Iglesia Católica adoptó festivales paganos como la Pascua “a las ideas cristianas”, en lugar de suprimirlos. Calvino, por ejemplo, consideró el festival anual de la iglesia, la Pascua tan pagano que, en un momento dado, tampoco lo celebraba.

Muchas Escrituras nos ordenan de no adorar a Dios a la manera de los paganos. La Biblia también condena específicamente la adoración de la “reina del cielo” en Jeremías 7:18 y otros lugares. La Biblia de estudio Ryrie identifica a la reina del cielo con la “diosa asirio-babilónica Ishtar” – en otras palabras, con la Pascua.

Jeremías 10:2 nos dice: “No aprendáis el camino de los gentiles”. La Biblia Lamsa dice en una anotación que la palabra “camino” describe “religión”. Deuteronomio 12:29-32 nos ordena “no preguntes acerca de sus [eso es, paganos] dioses, diciendo: “De la manera que servían aquellas naciones a sus dioses, yo también les serviré. No harás así a Jehová tu Dios”. La Biblia de Estudio Ryrie comenta: “Los israelitas ni siquiera debían preguntar sobre la adoración de los cananeos, para que no se sintieran tentados a incorporar aspectos de ella en su adoración de Dios”.

Quién puede dudar que el cristianismo moderno ha hecho exactamente lo que Dios prohíbe – han incorporado bastantes aspectos paganos en la adoración de Dios, incluyendo la Pascua y sus costumbres y ritos. Pero Dios dice: “¡NO adorarás al Señor tu Dios de esa manera!”

Escritor principal: Norbert Link

Traducido por: Anna Ruoff