¿Qué revela la profecía sobre Europa y el Brexit?

En esta edición de Preguntas y Respuestas, le daremos un panorama profético sobre los desarrollos actuales y futuros en Europa a la luz del Brexit.

La Iglesia de Dios lleva proclamando desde hace muchos años que, finalmente, Gran Bretaña no sería parte de la unificación europea. La razón principal de esta advertencia ha sido que la Biblia predice una guerra devastadora entre Gran Bretaña y Europa continental.

Hemos señalado este hecho en muchos de nuestros folletos, y lo hemos advertido constantemente en nuestros sermones y actualizaciones semanales. A continuación se presenta una breve sinopsis, pero los folletos citados contienen mucho más material y discusión sobre los temas particulares, mientras que ofrecen muchas pruebas bíblicas adicionales. Siguiendo estas citas, se tratarán otras consideraciones.

Expusimos lo siguiente en nuestro folleto gratuito, “La gran tribulación y el día del Señor” (publicado por primera vez en 2002):

“Muchos creen falsamente que la casa de Israel y el pueblo judío son lo mismo. Nada podría ser más lejos de la verdad. Judá, de quien descendió el pueblo judío, fue solo una tribu de los descendientes de Jacob, cuyo nombre Dios cambió a Israel hace mucho tiempo (Génesis 35:10). A su debido tiempo se separaron de sus hermanos israelitas y, junto con las tribus de Leví y Benjamín, formaron la ‘casa de Judá’. Las otras tribus se empezaron a conocer como la ‘casa de Israel’. La ‘casa de Israel’ entró en cautiverio primero y nunca volvió a la ‘Tierra Prometida’. Hoy en día, se les conoce como ‘las diez tribus perdidas’. La ‘casa de Judá’ también entró en cautiverio pero finalmente regresó a Palestina. Muchos descendientes de la casa de Judá viven hoy en el estado de Israel. A su debido tiempo, como lo revelan la historia y la arqueología, las diez tribus perdidas de la casa de Israel emigraron y se asentaron en Europa y las Islas Británicas. Una tribu en particular, los descendientes de Manasés – el hijo mayor de José – emigraron de allí a los Estados Unidos de América, donde aún se encuentran en la actualidad. Los descendientes de Efraín – el hijo menor de José – aún se pueden encontrar en Gran Bretaña y las Naciones de la Commonwealth, incluidos Canadá, Sudáfrica, Australia y Nueva Zelanda…”

“Tan increíble que parezca, los Estados Unidos y Gran Bretaña, así como otras naciones de la Commonwealth, serán derrocados y esclavizados por su antiguo aliado y amigo – los Estados Unidos de Europa, liderados por los asirios moderno…”

“Mirando el presente, algunos pueden decir que Europa NUNCA podría atacar y conquistar con éxito Gran Bretaña y los Estados Unidos. Sin embargo, olvidan que ya han habido planes para hacerlo, y la ÚNICA razón por la que no sucedió en ese momento fue porque Dios no dejó que sucediera. Muchas veces, Dios intervino enviando mal tiempo para evitar ataques alemanes contra tropas británicas o estadounidenses. Una vez que Dios retire su protección, estas cosas sucederán tal como han sido profetizados…”

Escribimos en nuestro folleto gratuito, “Los diez avivamientos europeos del antiguo Imperio Romano” (publicado por primera vez en 2013):

“Hay una fuerte indicación histórica y bíblica de que Gran Bretaña no será parte de la unificación final de Europa … es altamente improbable que Gran Bretaña será parte de ella… la Biblia dice que, al final, el bloque de poder europeo, bajo el liderazgo de la ‘bestia’ bíblica (un líder militar), peleará una guerra contra Gran Bretaña”.

En nuestro folleto gratuito, “Profecía bíblica… Desde ahora hasta siempre” (publicado por primera vez en 2013), escribimos:

“Al mismo tiempo que tiene lugar esta persecución religiosa de los siervos de Dios durante la ‘Gran Tribulación’, las naciones y los pueblos modernos de Judá (los judíos) y de la casa de Israel (las naciones de habla inglesa de los Estados Unidos, el Reino Unido, Canadá, Australia, Nueva Zelanda, Sudáfrica y otros) serán atacados y destruidos en la guerra, principalmente por un bloque de poder europeo” (Mateo 24:15–28; Marcos 13:14–20; Lucas 21:20–24; Daniel 12:1; Jeremías 30:10; Oseas 9:3; 13:16; Amós 6:7; 7:17).

“El líder político militar de Europa, llamado la bestia, invadirá el Medio Oriente y conquistará Jerusalén, y sus fuerzas, al mismo tiempo, atacarán con éxito a los EE. UU. Y el Reino Unido – aparentemente usando armas nucleares, como todas las ciudades principales de Los EE. UU. y el Reino Unido serán destruidos y hechos estragos en esta guerra” (compare Ezequiel 6:6; 35:4).

“En Oseas 5:5, en la versión autorizada, se nos dice que “Israel y Efraín” caerán “en su iniquidad” y que “Judá también caerá con ellos”. Esta es una profecía del fin del tiempo que aún no se ha cumplido. En el pasado, Israel y Judá “cayeron” en diferentes momentos, pero nunca juntos o al mismo tiempo. El Tanaj dice: “El orgullo de Israel se humillará ante sus propios ojos, como Israel y Efraín caen a causa de su pecado (y Judá cae con ellos)”.

Expusimos esto en nuestro folleto gratuito, “El libro de Zacarías – Profecías para hoy” (publicado por primera vez en 2009):

“Muchas profecías en el libro de Zacarías tratan de la Segunda Venida del Mesías. Justo antes del regreso de Jesucristo, Dios infligirá un castigo terrible a los descendientes MODERNOS de las antiguas casas de Israel y Judá. Entendemos que los descendientes modernos de las casas de Israel y Judá incluyen a los pueblos de los Estados Unidos, Gran Bretaña, Canadá, Australia, Nueva Zelanda y Sudáfrica, así como a los judíos modernos, que viven dentro y fuera del estado actual de Israel… Como Dios esparció al antiguo Israel y a Judá “con un torbellino” – invasión y guerra – “entre todas las naciones”, así Dios dispersará las casas modernas de Israel y Judá…”

“[Una] profecía notable para nuestro tiempo, que está dirigida contra las naciones de habla inglesa modernas (y los líderes religiosos y políticos) de los Estados Unidos y de la Commonwealth Británica, y su futuro cautiverio y esclavitud, se puede encontrar en Zacarías 11, refiriéndose a tres líderes religiosos y/o políticos poderosos: ‘(8) “Y destruí a tres pastores en un mes; pues mi alma se impacientó contra ellos, y también el alma de ellos me aborreció a mí…. (14) Quebré luego el otro cayado, Ataduras, para romper la hermandad entre Judá e Israel”.

“Esto indica que en los tiempos justo por delante de nosotros, la estrecha relación entre Estados Unidos y Gran Bretaña, por un lado, y el estado de Israel, por otro lado, cesará. El futuro tendrá que mostrar quiénes serán los tres pastores, quienes serán ‘destruidos’ en un mes”.

Describimos lo siguiente en nuestro folleto gratuito, “Europa en profecía” (publicado por primera vez en 2004):

“Se ha… aprendido que las naciones modernas de habla alemana son los descendientes de los bíblicos asirios…”

En Ezequiel 39:23, Dios declara: “Y sabrán las naciones que la casa de Israel fue llevada cautiva por su pecado, por cuanto se rebelaron contra mí, y yo escondí de ellos mi rostro”. Incluso las naciones gentiles sabrán por qué Dios permite este cautiverio de los descendientes modernos de Israel y Judá. Los alemanes serán el pueblo dominante de la próxima Europa unida, que conquistará tanto a los Estados Unidos de América y Gran Bretaña como a los judíos, que transportarán cautivos a Europa y Egipto. Todo esto sucederá justo antes del regreso de Jesucristo – ya que, en el resto de Ezequiel 39, el profeta revela que Cristo vendrá a liberar a los cautivos y los traerá de regreso a su tierra…

“Cristo regresará para poner fin a la guerra y la destrucción que está ocurriendo. Las condiciones serán tan terribles que si Jesucristo no interviniera, toda la humanidad sería aniquilada. Él declara en Mateo 24:22, “Y si aquellos días no fuesen acortados, nadie sería salvo; más por causa de los escogidos, aquellos días serán acortados…”

Isaías 10:5 revela más acerca de la persona que lanzará al mundo en una guerra devastadora: “Oh Asiria, vara y báculo de mi furor, en su mano he puesto mi ira”. Dios usará a Asiria para castigar a Israel y Judá, pero después, Él se ocupará de Asiria… Dios mismo está llamando a la casa moderna de Israel una nación impía ¡porque lo han abandonado!

“Es interesante darse cuenta que al menos tres líderes, y posiblemente hasta siete líderes, de los diversos avivamientos del Imperio Romano fueron descendientes de los asirios. Y la Biblia nos informa que el último líder, llamado el rey del Norte, la Bestia y el rey Jareb, también será un asirio. Por este motivo, debemos prestar mucha atención a lo que está sucediendo en Europa, y en particular entre los alemanes”.

Nuestro folleto gratuito, “La caída y el ascenso de Gran Bretaña y América” (publicado por primera vez en 2005), señala lo siguiente:

“Una guerra mundial profetizada ocurrirá justo antes del regreso de Jesucristo… Dios anhela que las casas modernas de Israel y Judá recurran a Él y se arrepientan. Hablando de la casa de Judá, la casa de Israel y, de hecho, todas las naciones, Dios dice a través del profeta Jeremías: “Quizá oiga la casa de Judá todo el mal que yo pienso hacerles, y se arrepienta cada uno de su mal camino, y yo perdonaré su maldad y su pecado…” Quizá llegue la oración de ellos a la presencia de Jehová, y se vuelva cada uno de su mal camino; porque grande es el furor y la ira [una referencia a las siete últimas plagas en el libro de Apocalipsis, compara Apocalipsis 15:1] que ha expresado Jehová contra este pueblo” (Jeremías 36:3,7).

En nuestro folleto gratuito, “Alemania en la profecía” (publicado por primera vez en 2011, como una traducción al inglés del folleto original en alemán de 2001), declaramos lo siguiente:

“Actualmente existe una concordia evidente entre Alemania y el Estado de Israel, así como los Estados Unidos y, en menor medida, Gran Bretaña. Pero según la Biblia, pronto llegará el momento en que esta relación amistosa llegará a su fin. Los días de calamidad se avecinan cuando los Estados Unidos, Gran Bretaña y el estado moderno de Israel buscarán la ayuda de los asirios modernos, sin recibirla… Leemos las palabras de Dios en Oseas 5:9-14: “Efraín [La Gran Bretaña moderna y posiblemente, por extensión, los EE. UU.] será asolado en el día del castigo; en las tribus de Israel hice conocer la verdad. Los príncipes de Judá [judíos modernos] fueron como los que traspasan los linderos; derramaré sobre ellos como agua mi ira. Efraín es vejado, quebrantado en juicio, porque quiso andar en pos de vanidades. Yo, pues, seré como polilla a Efraín, y como carcoma a la casa de Judá. Y verá Efraín su enfermedad, y Judá su llaga; irá entonces Efraín a Asiria, y [la Biblia de Menge dice: “…. Y Judá…”] enviará al rey Jareb [Tenga en cuenta que la ‘Elberfelder Bibel’ explica que ‘Jareb’ significa ‘luchador; o uno que busca peleas’]; mas él no os podrá sanar, ni os curará la llaga. Porque yo seré como león a Efraín, y como cachorro de león a la casa de Judá; yo, yo arrebataré, y me iré; tomaré, y no habrá quien liberte”.

“Considerando la grandeza anterior del Imperio Británico y comparándola con las Islas Británicas de hoy, podemos ver cuán precisas son las siguientes descripciones en Oseas 7:8-9, 11-12. Empezando con el versículo 8: “Efraín se ha mezclado con los demás pueblos; Efraín fue torta no volteada…. “

“La Biblia de estudio de Nelson tiene la siguiente anotación interesante: “En lugar de depender del Señor para la estabilidad política, Israel [Efraín] formó [y forma] alianzas con las naciones circundantes. El resultado destructivo de esta política se compara con una tarta que se colocó sobre un fuego y se dejó sin voltear”…

“El Israel moderno y la Judá moderna intentarán en vano, en su momento de angustia, obtener ayuda de Asiria. Más bien, como lo revela la Biblia, las actuales relaciones “amistosas” entre ciertas naciones cambiarán. Se profetiza otra guerra – los asirios lucharán contra el Israel moderno y Judá… La esclavitud y la deportación masiva de los pueblos (la gente) será el resultado. Asiria, que invadirá los territorios de los israelitas y judíos modernos, llevará a algunos de los prisioneros a su propio país (como en la Segunda Guerra Mundial, cuando muchos de los polacos y yugoslavos encarcelados fueron deportados a Alemania como trabajadores forzados). Otros prisioneros de guerra israelitas y judíos serán deportados a varios países…”

En las secciones citadas anteriormente, se ha hecho referencia repetida a una Europa unificada luchando en guerra contra Gran Bretaña. Leemos sobre “Babilonia la Grande” en Apocalipsis 17 y 18 – un poderoso bloque europeo de poder económico, militar y religioso, que culmina en el último resurgimiento (renacimiento) europeo del antiguo Imperio Romano y su violenta destrucción justo antes del regreso de Jesucristo. Esta destrucción no ocurrirá antes del “Día del Señor” – un tiempo de intervención piadosa que comenzará aproximadamente un año antes del regreso de Cristo. Luego sigue, que esta poderosa potencia europea seguirá existiendo hasta ese momento.

Esto demuestra que la especulación actual está inapropiada en el sentido de que el “sueño europeo” está muerto y que la UE se desintegrará y dejará de existir. Más bien, lo que revela la profecía es que fuera de la UE actual (que consta de 28 estados miembros o “países”, ver más abajo) y de los estados miembros de la Eurozona actual (que consta de 19 “países” que han adoptado el euro, ver más abajo), surgirán diez naciones o grupos de naciones que recibirán autoridad durante una hora profética junto con la “bestia” – un líder político y militar carismático.

Para enfatizar, estas diez naciones europeas o grupos de naciones recibirán poder junto con la bestia “por una hora” (Apocalipsis 17:12). No recibirán tal poder antes de que la bestia se manifieste. Cuando lo haga, ENTONCES recibirán el poder al mismo tiempo, que luego entregarán a la bestia. El poderoso y potente sistema babilónico – “Babilonia la Grande” – continuará existiendo, y también lo hará el euro – la moneda común europea que une a los estados de la Eurozona. El concepto de que el euro fracasará y de que las naciones europeas volverán a las monedas nacionales individuales es bíblicamente insostenible.

Algunos han preguntado por qué nos referimos a “diez naciones o grupos de naciones”, ya que se cree que la Biblia solo se refiere a diez naciones. Sin embargo, la Biblia no usa específicamente ninguno de estos dos términos. Habla de diez reyes o reinos en el libro de Apocalipsis y diez cuernos en el libro de Daniel. Pero al revisar el punto de vista bíblico, estos reyes, reinos o cuernos (poderes) no tienen que corresponder a las fronteras geográficas diseñadas por el ser humano, diseñadas por ambiciones políticas.

Note que actualmente, los estados miembros de la UE se componen de los siguientes 28 “países” de la UE: Austria, Bélgica, Bulgaria, Croacia, Chipre, República Checa, Dinamarca, Estonia, Finlandia, Francia, Alemania, Grecia, Hungría, Irlanda, Italia, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Malta, Países Bajos, Polonia, Portugal, Rumania, Eslovaquia, Eslovenia, España, Suecia y el Reino Unido.

Actualmente, los 19 estados miembros de la zona euro están designados de la siguiente manera: Austria, Bélgica, Chipre, Estonia, Finlandia, Francia, Alemania, Grecia, Irlanda, Italia, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Malta, Países Bajos, Portugal, Eslovaquia, Eslovenia y España.

Se debería ver claramente que Dios no está viendo a algunos de esos “países” como entidades únicas e independientes, y esa es la razón por la cual, durante muchos años, la Iglesia de Dios se ha referido a los estados miembros profetizados del tiempo final (o al núcleo de estados miembros europeos) como “diez naciones o grupos de naciones”, porque algunos de los “países” podrían ser agrupados y deben considerarse como “uno” en la terminología bíblica. Por ejemplo, Alemania y Austria serían una entidad o un grupo, aunque el hombre los registre como dos naciones. También debería estar claro que pequeñas islas como Malta o Chipre no constituirían países o naciones individuales en los ojos de Dios; con toda probabilidad, Malta se consideraría como parte de Italia o Francia, y Chipre podría verse como parte de Grecia. (Esto no quiere decir que la configuración actual de la zona euro constituya las diez naciones o grupos de naciones profetizados).

Además, se podría considerar la posibilidad de que, además de Gran Bretaña, otras naciones israelitas en Europa puedan abandonar la UE e incluso la zona euro. Recientemente se hicieron sugerencias de que algunos países nórdicos podrían formar un bloque comercial bajo liderazgo británico y en competencia con la zona euro, y los miembros de la zona euro, Finlandia y los Países Bajos, fueron mencionados específicamente (además de los miembros de la UE, Suecia y Dinamarca, que no forman parte de la zona euro). Esto sería un desarrollo interesante, ya que estos miembros nórdicos de la UE son todos descendientes de la antigua Casa de Israel.

Las tribus modernas de la antigua Casa de Israel (además de Efraín y Manasés) se pueden encontrar en los siguientes países europeos (compare nuestro folleto gratuito, “La Autoridad de la Biblia”, páginas 71 y 72):

Reuben se puede encontrar hoy en partes de la Francia moderna; Dan en Irlanda y parte de Dinamarca; Benjamin en Noruega e Islandia; Zebulon en los Países Bajos; Issachar en Finlandia; Gad en Suiza; Asher en Bélgica y Luxemburgo; y Neftalí en Suecia. No podemos determinar la identidad moderna de Leví y Simeón, ya que se profetizó que estaban dispersos entre el resto de las tribus de Israel (compare Génesis 49:7). Evidencia fuerete sugiere que muchos en Gales son descendientes de Levi, y algunos escoceses – especialmente alrededor de Glasgow – son descendientes de Simeon, así como de Levi. Deberíamos mencionar, por supuesto, que personas de muchos otros países se han unido y se han establecido entre todas las naciones mencionadas anteriormente. Esto significa que no todas las personas que viven en los Estados Unidos, por ejemplo, son descendientes de la tribu de Manasés.

Ya que la Biblia nos dice que las diez naciones o grupos de naciones lucharán contra los descendientes modernos de la antigua Casa de Israel, podría valer la pena considerar si la guerra no solo se dirigirá contra Gran Bretaña y las antiguas naciones de la Commonwealth británica (como Canadá, Australia y Nueva Zelanda), así como los Estados Unidos, pero también contra algunas de las naciones israelitas en Europa. Una guerra así tal vez podría ocurrir siguiente a un bloque comercial de algunas de estas naciones en competencia con la UE (pero, de nuevo, esto no dañaría realmente la riqueza de la UE – “Babilonia la Grande” – pero podría verse como una amenaza potencial).

Por otro lado, el nombre de Israel debería apoyarse específicamente en los descendientes de José (Génesis 48:16), y las profecías bíblicas sobre la Casa moderna de Israel están dirigidas principalmente hacia ellos, de modo que una salida de las naciones israelitas de la zona euro o incluso de la UE no es convincente (ya que podrían no convertirse en víctimas inmediatas de guerra de la superpotencia europea). Es posible que muchas o todas estas naciones israelitas sigan siendo miembros de la UE – en el caso de Francia, Bélgica, Luxemburgo o Irlanda, esto es muy probable. Especialmente, ninguno de los descendientes de Dan en la Irlanda de hoy se mencionan en el libro de Apocalipsis como parte de los 144,000 que serán sellados para recibir protección especial de Dios (ver Apocalipsis 7:4-8).

Para resumir, hemos estado pronunciando la advertencia bíblica durante muchos años de que Gran Bretaña y los Estados Unidos, entre otras naciones de habla inglesa, serán derrotados por una superpotencia europea en una próxima Guerra Mundial. Lamentablemente, la gran mayoría de los estadounidenses, indiferentes y al mismo tiempo orgullosos, están profundamente dormidos. Persiguen esfuerzos sin importancia y, a menos que despierten, escuchen a Dios y se arrepientan, su destino será inimaginablemente terrible y devastador.

En el pasado reciente ya se han producido grandes acontecimientos, preparando el escenario para el crescendo final de las profecías del fin del tiempo – incluido la caída del Muro de Berlín; la unificación de Alemania; y la introducción del euro. Como otro paso preparatorio necesario, el acontecimiento profético trascendental de la salida de Gran Bretaña de la UE está en proceso de cumplirse. A pesar de que el gobierno británico está dispuesto a retrasar la salida real el mayor tiempo posible y el ala “Restante” está exigiendo un segundo referéndum, los líderes de Europa continental ya han exigido el inicio de un proceso rápido, conduciendo a la salida británica. Se espera que Alemania vaya a llenar el vacío dejado por Gran Bretaña, especialmente en las áreas de la economía y la “seguridad europea”.

Escritor principal: Norbert Link

Traducido por: Anna Ruoff